Congela tus Arvejas y disfrútalas por más tiempo!

Congela tus Arvejas y disfrútalas por más tiempo!

Es muy común que las plantas de arvejas produzcan más de lo que podemos consumir ahí mismo, lo que no quiere decir que se deban dejar perder. Mi sugerencia es dejar una parte en la planta para que se terminen de madurar, se sequen y se puedan guardar como semillas y otra parte se puede almacenar en el congelador para disfrutarlas por más tiempo.

La técnica para congelarlas no tiene nada del otro mundo. Es tan simple como ponerlas en una bolsa plástica resellable y meterlas al congelador. Pero otro método recomendado por otras personas indica que antes de ponerlas en la bolsa plástica hay que ‘blanquearlas’.

Los pasos para blanquearlas son los siguientes:

  1. Poner agua a hervir hasta el punto de ebullición
  2. Una vez las arvejas estén desvainadas y deshilachadas (quitarles el hilo que viene a lo largo de la vaina), se agregan al agua hirviendo, dejandolas unos 2 minutos máximo.
  3. Luego de los 2 minutos, se deben retirar inmediatamente del fuego, se sacan del agua hirviendo y se trasladan a un tazón de agua con hielo.

En este video explico con más detalle el proceso. En este caso usé arvejas planas, pero la técnica es igual para las arvejas redondas convencionales:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *