Cómo cultivar Cilantro

Sólo cuando me mudé a Canadá entendí lo mucho que usamos el cilantro en Latinoamérica y lo profundamente arraigado que está en nuestra gastronomía, precisamente porque fue aquí en donde me di cuenta de que no está presente en muchas otras culturas.

El cilantro es importantísimo para mí, es el producto que marca la diferencia entre un buen sancocho o una sopa desastrosa, y como el que venden en los supermercados no sabe a nada, decidí que iba a seguir sembrándolo en mi propia casa.

El cilantro es una de las hierbas o plantas que puedes cultivar en la comodidad de tu propia casa o apartamento dado que puede crecer en un recipiente pequeño, no demora más de un mes en crecer y no necesita grandes cantidades de luz o agua para mantenerse saludable. Adicionalmente, el cilantro produce sus semillas relativamente rápido, por lo que es posible renovar las plantas fácilmente.

Siembra

Para sembrarlas dentro de casa sólo se necesita una maceta y tierra para macetas. Una vez la primavera se ha establecido y la temperatura mínima permanece por encima de los 10°C yo riego un puñado de semillas en un área de mi huerta resguardada del sol y allí el pequeño cultivo se mantiene hasta bien entrado el otoño. La ventaja es que una vez las plantas se han desarrollado plenamente ellas mismas hacen la labor de generar las semillas y ‘auto-sembrarse’ así que durante ese tiempo de lo único que me tengo que preocupar es de cosechar las ramas para mis ensaladas, caldos y sopas.

Crecimiento

Es importante que el sitio en donde se siembre sea sombreado, o al menos que se siembre en compañía de otras plantas que las resguarden como tomates, zapallos o habichuelas ya que de lo contrario el cilantro empieza a generar semillas directamente en vez de generar las preciadas y aromáticas hojas que tanto nos gustan.

Cosecha

Alrededor de la tercera semana las hojas de las plantas están lo suficientemente grandes para empezar a cosecharlas y entre más cosechemos más hojitas siguen saliendo. Durante la cuarta y quinta semana las planticas de cilantro empiezan a generar flores y eventualmente saldrán las semillas lo que retarda la generación de más hojas. En este caso, es mejor cortar las flores apenas empiecen a salir para que la energía de la planta sigue concentrándose en la producción de hojas y tallos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *