Cómo cultivar Repollitos de Bruselas

repollitos1-vegicientaLos repollitos de bruselas son de los descubrimientos exóticos que uno hace en Canadá junto con los carros que le dan la vía a los peatones para que crucen la calle. Repollitos en miniatura, que lindurita… me recuerda cuando disfracé de elefante a mi bebé de un año.

Tengo que admitir que la primera vez que los probé no me gustaron, pero me los tuve que comer porque fue durante la cena de Acción de Gracias a la que unos amigos amablemente nos invitaron. No quise volver a intentarlos hasta que los volví a veren el catálogos de semillas… y bueno, son repollitos en miniaturas!. Y no es que quiera presumir pero después de cultivar mis propios repollitos, me he convertido en fan #1 y no veo la hora de que llegue Febrero para sembrarlos de nuevo!

Definitivamente son plantas de clima frío, para quienes viven en climas tropicales con temperaturas por encima de los 25C, no se las recomiendo. Es más, un par de heladas antes de la cosecha mejora el sabor notablemente.

repollitos2-vegicientaSiembra

Después de haber comprado las semillas me dió pereza el sólo pensar que iban a tardar casi 100 días en producir. Agh! 100 días sin saber si el esfuerzo iba a valer la pena, pero ya teniendolas semillas en la mano ni modo, las sembré a finales de febrero justo antes de irme para Europa a ver qué pasaba. Germinaron todas muy juiciosas y no escatimaron esfuerzos para seguir creciendo bajo las luces artificiales de mi germinador.

repollitos4-vegicientaJusto después de la última helada -mitad de la primavera- las transplanté en la huerta, cuando la temperatura ambiente aún estaban alrededor de los 10C. De las 6 plantas sólo me quedaron 3 después del ataque despiadado de las babosas. Me quería morir. Afortunadamente encontré la forma de protegerlas colocando un tapete de papel aluminio alrededor de la base de las plantas y funcionó! las babosas odian el contacto de sus antenas con el papel aluminio y prefieren morirse de hambre antes que atravesar la barrera, YES!.

repollitos5-vegicientaCrecimiento

El sitio del transplante ya había sido preparado previamente con abundante materia orgánica y abono de caballo bien compostado. Luego del transplante las fertilicé cada mes con abono de lombriz y un extra de orina diluída para incrementar el nivel de Nitrógeno.

Me sorprendió gratamente darme cuenta el bajo nivel de mantenimiento que requieren los repollitos de bruselas. Fue una gran idea además plantarlas rodeadas de puerros y ajos ya que el olor de estas aliums ayuda a repeler las pestes. Creo que esa fue la única razón por la cual los venados que se entraron a mi huerta no se los comieron.

Podría hablar de lo nutritivos que son pero esa carreta me la reservo para cuando tenga que hablar de sus primos los brócolis. En lo que tiene que ver con los repollitos de Bruselas, prefiero hablar de lo hermosas que son las plantas y de lo mucho que le aportan a la arquitectura de la huerta. Su tallo crece ergido y se va engrosando con el tiempo. En la cima se van produciendo las hojas que van abriendose poco a poco como si fueran un espiral de abanicos dispuestos a abrazar el sol, tal como si fueran palmeras. En la unión de la base de la hoja con el tallo se van formando los pequeños botoncitos que poco a poco crecen y van tomando la forma característica de un repollo pero en este caso, un tierno repollo bebé… awwww!!

Coseché los ajos justo cuando los repollitos estaban apenas en la mitad de su periodo de crecimiento y las mariposas blancas empezaron a poner huevos en las hojas. Tengo que admitir que después de esto fue mucho el esfuerzo que le invertí a la ‘cacería’ de las orugas de esta mariposa que comen como si no hubiera un mañana y que fácilmente hubieran podido acabar con la planta entera. Ellas no dan tregua así que diariamente hay que buscar las orugas en las hojas y especialmente en la coronilla de la planta que es en donde se concentran ya que es la parte más tierna y supongo que más sabrosa.

repollitos7-vegicientaCosecha

Es cierto, no puedo negar se tardan bastante tiempo en desarrollarse y no es la planta ideal para el jardinero impaciente pero el producto final vale la pena el esfuerzo. La planta puede llegar a medir unos 50 centímetros en su punto máximo de esplendor. Cuatro semanas antes de la cosecha se le debe cortar la coronilla a la planta para que concentre su energía en desarrollar los repollitos y no producir más hojas. En este momento también se recomienda remover las hojas poco a poco para que los repollitos tengan espacio suficiente para crecer.

Los repollitos están listos para cosechar cuando tienen un diámetro aproximado de 2 a 3 centímetros. Para desprenderlos se recomienda usar un cuchillo o una navaja bien afilada. Los repollitos pueden permanecer frescos en la nevera hasta 3 semanas o se pueden congelar después de haberlos blanqueado en agua con sal hirviendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *