Cómo cultivar Zapallo ó Ahuyama

fichap-tecnica-zapallo-vegicientaUn signo inconfundible de que el Otoño está llegando es la cosecha de la ahuyama o zapallo. No es coincidencia que estas hortalizas -junto con sus primas las calabazas- inunden nuestros calendarios desde la mitad de septiembre hasta bien entrado octubre y noviembre.

Parece que Colombia es el único país del continente o del mundo en el que le llamamos ahuyama, por esta razón, la llamaré de ahora en adelante zapallo, para que no se confundan. Esta planta pertenece a la familia de las cucúrbitas, en la misma que se encuentran los pepinos, los zucchinis y las calabazas. Es un vegetal de verano? sí! Es difícil de cultivar… hell no!!! incluso si vives en un mini-apartamento, lo único que necesitas para empezar es una ventana soleada, una maceta y la variedad adecuada. Si lo que tienes es un patio amplio y soleado, prepárate para la gran cosecha.

500-zapallo-mata Siembra

Las semillas suelen ser grandes y ovaladas. Una vez sembradas en la tierra y humedecidas suficientemente con agua, es cuestión de pocos días para ver la plántula germinar y abrir sus cotiledones. Es importante escoger un lugar soleado y cuyo suelo sea rico en nutrientes y materia orgánica.

Quienes vivien en países tropicales deberán esperar la época de lluvias para plantar las semillas, mientras nosotros los que vivimos en los hemisferios Norte o Sur, debemos ponerlas a germinar un mes antes de 500-zapallo-florlas últimas heladas para que cuando la temperatura mínima supere los 15°C las plántulas estén lo suficientemente desarrolladas y fuertes para seguir creciendo en el exterior. Los zapallos son muy sensibles al frío, si por alguna razón hay amenaza de alguna helada inesperada, es importantísimo montar un túnel de plástico encima para protegerlas.

Desarrollo

Nunca te das cuenta de cuán majestuosa puede llegar a ser esta trepadora hasta que te sorprende un día apoderándose de tu huerta. Al principio del verano, recién transplantada no muestra muchos signos de crecimiento, es más bien discreta y por algunas semanas la miras y hasta piensas que en cualquier momento va a morir, sin embargo, en el algún momento del calor del verano la planta termina expandiéndose felizmente por todo el terreno y produciendo las primeras flores hembras que con suerte serán polinizadas y se convertirán en la hermosa hortaliza.

El momento más importante del desarrollo del zapallo o de cualquier cucúrbita es cuando aparecen las flores, tanto las hembras como los machos.

Las flores hembras se caracterizan por contener el fruto inmaduro de la planta. Por su parte, las flores macho se caracterizan por generar en sus estámbres el polen necesario para fertilizar las flores hembras y desarrollar el fruto. El momento crucial de la planta es la polinización de la flor hembra una vez se abra. Las mejores polinizadoras son las abejas quienes quedan impregnadas de polen cuando van a buscar néctar en las flores machos y luego lo trasladan a las hembras. Personalmente tengo la fortuna de vivir relativamente lejos del centro de la ciudad y mi huerta aún recibe la visita regular de las abejas. Sin embargo, la mayoría de las personas en las ciudades no tienen esta oportunidad y la mejor forma de garantizar la polinización de las hembras es haciendola uno mismo.

Una vez la flor hembra es polinizada, el fruto sigue creciendo y desarrollándose. Muchas veces es necesario proteger los frutos de roedores (sí, ratones y compañía) y la mejor forma que he encontrado hasta ahora es envolverlos en medias veladas, especialmente si han sido usadas previamente… con suerte el olor a humano los repele :P.

Cosecha

500-zapallo-cosechaAproximadamente cuatro semanas después de la polinización el zapallo se desarrolla completamente y está listo para la cosecha. Para saber si el fruto está listo se debe tener en cuenta las siguientes señales:

  • El pedúnculo (tallo que une el fruto con la planta) está duro y casi seco.
  • La cáscara del zapallo está completamente endurecida, tanto que si intentas presionarla con la uña, la cáscara resiste.
  • El color de la cáscara del fruto es intenso.

Una vez se ha verificado que el fruto está completamente desarrollado, se desprende suavemente de la planta con ayuda de un cuchillo o una tijera podadora. Luego de ser cosechados, los zapallos deben curarse en un lugar seco y soleado durante un par de días. Al final del proceso de curado, se almacenan en la cocina, en un lugar seco y fresco, en donde podrán durar de 3 a 6 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *